17 febrero 2017

Cae el benjamin de la ermita Granderroble

El árbol que desde hace unos cuatro años se estaba secando acabó siendo derribado por el viento.
Tras la desaparición de este joven árbol, el más próximo a la capilla, en el entorno solo quedan los seis antiguos robles de siempre. Árboles con un peso importante en la historia y en el paisaje de la ermita de Granderroble, y que además dan cobijo a los cientos de personas que el cinco de agosto de cada año acuden a la festividad de la Virgen de las Nieves y jira campestre. 
QUINTES Mirador del Cantábrico
 Árbol en pleno desarrollo, año 2013

Árbol semiseco, año 2016

Árbol recientemente derribado por el viento
Comentario Fiestas de Granderroble: "Una pena. Hace más de 32 años el ciclón Hortensia destrozó el representativo roble junto al altar, lo que obligó a reparar la cubierta de la ermita. En este caso al menos no caben lamentar más pérdidas que el árbol en sí."

No hay comentarios: