18 junio 2015

Colección de antiguos ejércitos en el Fonduxu de Arroes

Oliver González Gutiérrez empezó a coleccionar soldados hace más de 20 años cuando sintió curiosidad por algunos conflictos bélicos que marcaron la historia  de la humanidad.
Oliver González Gutiérrez
Pensó que la mejor forma de recordar aquellas batallas era tener una muestra de sus ejércitos, aunque sea en miniatura, y empezó a informarse,  comprar, pintar y dar forma a pequeños soldaditos de entre 25 a 28 milímetros de altura. 
Guerra 30 años 1618-1648
Después de tantos años es un hobby que aun mantiene y con el que disfruta en la actualidad, aunque cada vez tiene menos tiempo para la colección.
Reunir 200 soldados, todos diferentes y pintados a mano exige mucha paciencia y dedicacion, cada soldado le lleva unos cuatro días de elaboración. La pintura que aplica es acrílica y necesita de tres capas como mínimo más el necesario secado. En algunos casos prepara previamente las figuras con plastilina para dar relieve a los uniformes. Añade Oliver que son muchas las horas empleadas de su tiempo libre en la colección, pero que eso no cuenta para él porque es un trabajo que le gusta y le entretiene.
Ejercito de la Reconquista 722
Todas las figuras deben ser compradas en Madrid o grandes ciudades, ya que en la actualidad son pocas las tiendas que se dedican a su venta. Es el único recurso para ampliar la colección. El número de coleccionistas que mantienen estas tiendas no llega a superar los 5000 en todo el mundo. 
Ejercito Espartano Siglo VII A C
Lo que más le gusta a Oliver es coleccionar figuras de antiguos ejércitos. En la colección tiene soldados de Alejandro el Magno de Macedonia, del grupo astur de Don Pelayo durante la Reconquista, de la Guerra de los 30 años (época de Felipe IV), Guerra de Italia (Reyes Católicos), II Guerra Mundial (Gurkhas), guerra de Troya, ejército Espartano y soldados franceses de la 1º Cruzada. 
Ejercito Francés 1ª Cruzada XI a XIII
Una de las cosas que revalorizan la colección es que todas las figuras están pintadas a mano con todo tipo de detalles, para lo cual debe informarse primero de las características, uniforme y costumbres del ejército correspondiente. La cuidada  representación de los soldados en el campo de batalla, hacen que resulte más interesante y entretenida de ver
Como es evidente Oliver es un gran apasionado de la historia y de los antiguos ejércitos. Por eso dice no tener favoritos en su colección. “Tengo mucho cariño a todas las piezas. Sé que unas tienen más valor  que otras pero no podría decidirme por ninguna, para mi todas tienen algo especial”.
QUINTES Mirador del Cantábrico








Más fotos de la colección cedidas por Oliver

No hay comentarios: