24 junio 2016

Foguera de San Juan en Quintes

Una tradición milenaria, con el fuego y la magia como protagonistas, de la que podemos presumir 
Cada año por estas fechas los niños de Quintes saben que tienen una cita en el prau de Manolita y Luis Mieres para jugar alrededor del fuego acompañados de sus padres. Casi sin darnos cuenta hace más de 30 años que Luis Mieres empezó a montar su particular  foguera familiar en atención a los niños, una celebración que hoy reúne ya a la segunda generación.
Dicen que el fuego echa a los malos espíritus, purifica, protege y regenera. Por eso en la noche de San Juan, las hogueras se encienden y se alimentan hasta bien entrada la noche. Atraída por el magnetismo del fuego, la gente se reúne para cantar y bailar alrededor de ellas, e incluso los más atrevidos saltan por encima. Antiguamente había fogueras en la mayoría de los pueblos, era una fiesta más y los vecinos colaboraban y se esforzaban en conseguir madera para que su foguera fuera la más grande. Después de unos años en que las celebraciones de la Noche de San Juan se concentraban en núcleos urbanos y playas la tradición está volviendo a los pueblos gracias al empuje social y ceremonioso de la celebración.
La noche de San Juan está rodeada de leyendas y tradiciones. Todos los 23 de junio, a las 12 de la noche, cientos de personas se reúnen en torno a las fogueras para celebrar los más diversos rituales
El ritual más popular es el de saltar por encima del fuego. Este protegerá a todo aquel que tenga el valor de atravesar las llamas. El agua, símbolo de pureza y fertilidad, juega también un papel fundamental. La leyenda dice que bañarse en el mar la noche de San Juan garantiza salud para todo el año. Hay que meterse desnudo y de espaldas mirando a la luna, y sumergirse 12 veces seguidas. Si se saltan nueve olas de espaldas, aumenta la fertilidad; y si son siete olas, eliminamos las energías negativas. También lavarse la cara con agua de manantial a medianoche te mantendrá joven y guapo durante todo el año. Eso sí, no puedes mirarte al espejo hasta que amanezca o el hechizo desaparecerá.
La posibilidad de realizar alguno de estos rituales puede ser uno de los motivos por los que a mucha  gente le siguen gustando las playas para celebrar la Noche de San Juan. 
QUINTES Mirador del Cantábrico






Imágenes de la foguera de San Juan ayer en Quintes

No hay comentarios: