20 febrero 2012

Billetes "Belarminos" en la Guerra Civil, 1936

Para solucionar el grave problema de falta de billetes, el 24 de octubre de 1936, el departamento de Hacienda del Consejo Provincial de Asturias y León, emite un decreto, firmado por el Gobernador General, Belarmino Tomás y por el Director General de Hacienda, Rafael Fernández, en los que autoriza a la Caja Central de Depósitos, a la emisión de talones al portador de 5, 10, 25, 50 y 100 pesetas contra la cuenta que tenía dicha Caja Central de Depósitos en la sucursal del Banco de España de Gijón, con un saldo de 18.002.201 pesetas, provenientes de las incautaciones efectuadas a la banca privada. En dicho decreto se señalaba que los talones serán de "curso forzoso en Asturias y León", equiparándose a todos los efectos con los signos monetarios oficiales y señalando que su vencimiento se fijará "con la debida antelación".La franja diagonal de color, servia para que pudiran diferenciar los billetes las personas que no sabian leer


Anverso talón de cinco pesetas
Anverso talón de diez pesetas
Anverso talón de veinticinco pesetas
Reverso de los talones


El 23 de Diciembre de 1936 el Gobierno de la República, decide, de forma inmediata, emitir nuevos billetes, para poder recoger los talones emitidos por la Caja Central de depósitos y, además, devolver a la banca privada los fondos incautados, para que volviesen a funcionar los bancos particulares, ya que la Caja se había mostrado incapaz de hacer funcionar las finanzas.Estas series de billetes se conocieron popularmente como BELARMINOS Anverso de un billete de dos pesetas firmado por Belarmino Tomás
Reverso de un billete de dos pesetas
Billetes cedidos por Ana Rodríguez

No hay comentarios: